Published On: Lun, Jun 12th, 2017

Warriors rechazan situaciones pasadas: “Tenemos gran oportunidad enfrente de nosotros”

OAKLAND (original espn)- La tropa de Oakland no cree en lo pasado, sino en el presente. Bueno, pues desde esta noche tienen que demostrarlo… o volverán los fantasmas. Los Golden State Warriors niegan de manera rotunda que los fantasmas del pasado ronden sus instalaciones, ya sea de entrenamiento o juego.

Los Warriors aseguran que están listos para tratar de coronarse este lunes, cuando disputen el Juego 5 de las Finales NBA contra los Cleveland Cavaliers, para sellar una serie que dominan 3-1.

Hace un año, la competencia por el campeonato llegó de la misma manera al Oracle Arena, antes de alargarse a siete partidos; que los Cavaliers completaran la histórica remontada y consiguieran el campeonato de la NBA.

“Sólo sabemos que tenemos una gran oportunidad enfrente de nosotros”, dijo Stephen Curry este domingo en las instalaciones de práctica de los Warriors. “No hemos vivido esa experiencia antes, así que sería una gran noche conseguirlo; aprovechar la ventaja de nuestra gente, su energía”.

“Jugamos de una manera muy pobre en el Juego 42, añadió. “Trataremos de hacer los ajustes necesarios en cuanto a energía y enfoque para tratar de completar el trabajo”.

Los Warriors fallaron el pasado viernes en sus aspiraciones de convertirse en el primer equipo en conseguir un título invicto en postemporada, en el que de manera clara fue su peor juego de la serie.

Por vez primera terminaron el periodo inicial abajo en el marcado y a partir de ahí comenzaron a remar contra corriente todo el tiempo, camino a la derrota 137-116.

“Sabemos que tenemos que comenzar rápido y agresivos“, dijo Klay Thompson. “No hay ningún secreto a estas alturas de la temporada. Nos conocemos bien ambos equipos. El plan de juego, el sistema ya está ahí. Simplemente, tenemos que salir y ejecutar concentrados y con energía todo el tiempo”.

Curry consideró que ellos y los Cavaliers son equipos distintos a los que compitieron las dos Finales anteriores.

Señaló que no sólo se refiere a personal diferente, sino a experiencia y motivación por diferentes razones.

“Este año es totalmente diferente”, dijo Curry. “Tengo confianza, siento energía y optimismo sobre la oportunidad que tenemos enfrente mañana. El pasado es el pasado. Definitivamente, nos ha motivado todo el año, en cuanto a mantenernos hambrientos por volver a este escenario”.

“Pero entendemos que estamos a un triunfo de completar el trabajo”, añadió. “Tenemos oportunidad de escribir nuestra propia historia este año, así que será una noche divertida, sólo queremos mantener nuestro enfoque claro sobre el presente”.

Los Warriors negaron que la intensidad y agresividad del partido anterior haya ido más allá de la manera en que se juega un partido de Finales contra los Cavaliers.

El Juego 4 tuvo 51 faltas personales; la segunda mayor cantidad en lo que va de las actuales Finales, sólo dos menos que las del tercer partido de la serie.

“Es lógico, los Cavaliers sabían que tenían que ganar en su casa”, consideró Shaun Livingston. “Para nadie es un secreto que cuando llegas a este punto hay que darlo absolutamente todo. Pero no creo que haya mala intensión de nadie sobre la cancha. Todos somos profesionales”.

Golden State rechazó que el juego físico de los Cavaliers haya provocado una baja de juego en ellos, como pareció en los dos partidos en Cleveland, de donde rescataron la que parecía una derrota en el Juego 3.

“Simplemente no hemos jugado bien”, señaló Curry. “Tuvimos un terrible primer periodo (Juego 4) en el que no pusimos ninguna resistencia. Diría que fueron tres minutos en que ellos comenzaron a sentirse cómodos combinado con nuestra falta de comunicación. Nos separamos demasiado de los cuerpos y les dejamos muchos tiros abiertos, desde afuera”.