Published On: lun, Mar 11th, 2019

Victoria de Ducati, en veremos por apelación cuatro equipos

SANTO DOMINGO- Todos los fabricantes, a excepción de Yamaha, es decir; Honda, KTM, Aprilia y Suzuki, interpusieron una queja ante los comisarios al considerar un elemento de la Ducati con la que Andrea Dovizioso había logrado el triunfo, como no conforme al reglamento.

Dicho elemento, situado en la zona baja del neumático trasero, tenía una función aerodinámica, a ojos de los equipos que interpolaron la queja, y función únicamente refrigerante según la defensa que presentó el equipo Ducati.

En primera instancia, los comisarios fallaron a favor de Ducati, por lo que la victoria de Dovizioso fue ratificada en el mismo circuito. Sin embargo, los cuatro fabricantes mencionados decidieron seguir adelante con la reclamación, elevándola a la corte de apelación de la Federación Internacional de Motociclismo, que será ahora la que deba estudiar el tema, dejando los resultados en el aire hasta la definitiva resolución.

Aunque la resolución no está acotada en el tiempo, sí se espera que se tome una decisión antes del Próximo Gran Premio de MotoGP, que se celebrará en el circuito de Termas de Río Hondo, en Argentina, y que serviría al mismo tiempo para dilucidar sí la pieza es ilícita, o si tal y como alega Ducati, cumple con todas las normativas.

La defensa de Ducati se basa principalmente en una circular emitida por el campeonato explicando la legalidad de piezas de este tipo para aumentar la refrigeración. Desde el fabricante italiano también señalan que Yamaha, precisamente el fabricante que no ha participado en la protesta, ya utilizó algo similar la pasada temporada, durante la última carrera de la temporada, en aquella ocasión, para evacuar agua.

Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, incidía en que no tenía ninguna función aerodinámica una y otra vez, pero también señalaba que se dedicaba a canalizar aire hacia el neumático, lo que en cierta manera entra en contradicción, siendo precisamente esa función canalizadora de la que se quejan los equipos reclamadores.