Published On: mar, Ago 7th, 2018

Ven muy comprometido futuro Kovalev tras inesperada caída ante Álvarez

SANTO DOMINGO (espn)- Bivol es poco probable que obtenga su deseo, sin embargo. Kovalev tiene una cláusula de revancha y aunque puede haber terminado como un boxeador élite, hay una gran posibilidad de que veamos la secuela.

“Conociendo a Sergey, definitivamente querrá regresar y vengar esta derrota”, dijo la directora ejecutiva de Main Events, Kathy Duva, promotora de Kovalev. “Pero ahora mismo, después de lo que acaba de pasar, es demasiado pronto para decir cuándo podría ser”.

Incluso si Kovalev, que no se dirigió a los medios porque fue al hospital, no ejerce su derecho a una revancha, es poco probable que Álvarez se enfrente a Bivol luego de la falta de demanda pública y dinero para la pelea.

A pesar de lo decepcionante que es para muchos ver a Kovalev-Bivol borrado por un solo golpe, finalmente terminó con cualquier esperanza de una pelea entre Kovalev y el veterano campeón Adonis Stevenson, un enfrentamiento que alguna vez fue candente y uno de los más grandes en boxeo. Se estaba construyendo en 2013 y 2014, pero luego Stevenson se escabulló de su acuerdo aparente para ir a la rival Showtime.

Incluso a través de la inactividad de Stevenson y la serie de discordancias lamentables desde entonces, y las dos derrotas de Kovalev ante Andre Ward, los fanáticos aún tenían esperanza para la pelea. Ahora con la última derrota de Kovalev está muerta y enterrada. Incluso si alguna vez ocurriese, ya no sería el enfrentamiento que pudo haber sido. Si pensabas que Floyd Mayweather-Manny Pacquiao había pasado su fecha de caducidad cuando finalmente llegaron al cuadrilátero cinco años tarde, Stevenson-Kovalev hace que parezca fresco.

La pérdida de las peleas de Kovalev con Stevenson y Bivol son solo los últimos ejemplos de peleas por las que los fanáticos y los medios clamaron y que no ocurrieron porque los promotores, los manejadores o los boxeadores no aprovecharon mientras eran peleas calientes y eligieron “marinar” el combate (¡Gracias, Bob Arum, por una frase que vivirá en la infamia!) O simplemente le dieron la espalda a una pelea peligrosa.

Desde el 2000, hay numerosos ejemplos de peleas que nunca ocurrieron. Algunas de esas incluyen a Roy Jones Jr.-Dariusz Michalczewski, Kelly Pavlik-Arthur Abraham, Juan Manuel López-Yuriorkis Gamboa (la pelea por la cual Arum creó su línea de defensa “marinar”), Nonito Donaire-Abner Mares y Timothy Bradley Jr .-Amir Khan.

Ahora agregue a la lista Stevenson-Kovalev y Kovalev-Bivol.

Nunca sabremos qué hubiese ocurrido en esas peleas nunca armadas pero en demanda. Entonces, una advertencia a los involucrados: esperemos que no suceda lo mismo con dos peleas más que el mundo espera: Vasiliy Lomachenko-Mikey Garcia y Anthony Joshua-Deontay Wilder.

Sería vergonzoso tener que agregarlos a una lista tan ignominiosa, pero podría suceder si esos combatientes y sus campamentos siguen jugando con fuego arriesgando la grande.