Published On: Lun, Dic 4th, 2017

Vargas sigue invicto; Cotto no pudo retener título superwelter en despedida contra Ali

SANTO DOMINGO- Y el boricua no pudo irse por la puerta ancha. El ex olímpico estadounidense, Sadam Ali, estropeó la noche de despedida del puertorriqueño Miguel Ángel Cotto, a quien derrotó por decisión unánime para conquistar el título superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en la pelea estelar en el legendario Madison Square Garden de Nueva York, Estados Unidos.

Todo parecía estar listo para una despedida por todo lo alto de Cotto, boricua que venía de ser campeón mundial en cuatro divisiones, vencedor de grandes campeones a lo largo de su carrera y una sólida carrera que le permitió combatir en los más grandes escenarios de Estados Unidos.

Pero Ali no tuvo reparo en estos antecedentes, y con una gran presentación, se impuso por decisión en 12 rounds de intensa acción, con tarjetas de 115-113, 116-112 y 115-113. Con este resultado, Ali mejoró su record a 27-1, con 14 nocauts, mientras que Cotto en su adiós, dejó su palmarés en 41-6, con 33 nocauts. 12,391 aficionados pagaron sus boletos para ver este combate, que dejó a un nuevo campeón de las 154 libras de la OMB.

Al final del combate, Cotto ratificó su decisión de retiro del boxeo, con 37 años de edad. Y aunque no quiso restar mérito al desempeño de Ali en el ring, declaró que desde el séptimo round se lesionó el bíceps izquierdo, y por esa razón no pudo conseguir un mejor desempeño sobre el cuadrilátero.

Mientras, el invicto campeón mundial supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano Rey Vargas, expuso con éxito su título, al derrotar por amplia decisión unánime en 12 rounds al retador colombiano Oscar Negrete, en una atracción especial, de una función que se realizó, este sábado, en el Madison Square.

A pesar de sufrir par de cortes por cabezazos por Negrete, los jueces dieron un fallo amplio a favor de Vargas, con ventajas de 119-109, 119-109 y 120-108. “Las cortadas no me preocuparon, pero el colombiano fue un peleador muy sucio”, dijo Vargas. “Negrete pegaba más con la cabeza que con los puños”.