Published On: jue, Oct 18th, 2018

Santana quiere más aunque se siente bien en rol emergente Cerveceros

LOS ANGELES- Para Domingo Santana, el 2018 ha sido un año bastante extraño. Con la llegada de Christian Yelich y Lorenzo Cain, cambió totalmente la dinámica de los jardines en los Cerveceros.

Y luego de una difícil primera mitad de la campaña regular, Santana fue enviado a Triple-A Colorado Springs en junio. No fue hasta septiembre que el dominicano volvió al equipo grande de Milwaukee. De manera algo sorpresiva, el guardabosque se convirtió en un especialista a la hora de fungir como bateador emergente.

Esa tendencia continuó el martes por la noche en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Dodgers, en el que Santana conectó un doble empujador para producir la única carrera de los Cerveceros en su derrota por 2-1 ante Los Angeles en 13 entradas.

No obstante, Santana aún pretende volver a ser el jugador que fue en el 2017, cuando jugó en 151 partidos. En dicha temporada, terminó con línea de bateo de .265/.328/.412, 29 dobles, 30 jonrones, 85 empujadas y OPS+ de 126.

“Claro, para eso es que yo trabajo”, dijo Santana, de 26 años de edad. “Eso es lo que yo anhelo, ser un jugador de todos los días y que me puedan dar el chance de nuevo”.

De ser así, podría ser en el 2019. Pero con Yelich, Cain y Ryan Braun aún bajo contrato por varios años más, nadie sabe cuál será la situación del quisqueyano en los Cerveceros. Por el momento, Santana está contento de aportar como lo viene haciendo desde septiembre.

“Primeramente le doy gracias a Dios, porque me está dando la oportunidad”, dijo. “También tengo que disfrutarlo, porque estamos en un ambiente competitivo, ganador, y eso se pega. Lo único que quiero es hacer lo mejor para el equipo”.

Como emergente durante la campaña regular, Santana bateó de 29-12 (.414), con cinco dobles, dos cuadrangulares, cinco impulsadas y tres bases por bolas. En la postemporada, lleva de 5-2 con su doble del martes, tres remolcadas, una anotada y dos boletos negociados.

“Sí ése es el trabajo que ellos quieren que yo haga, yo lo tengo que hacer”, comentó Santana acerca del rol de emergente. “Creo que por eso me está yendo bien, porque me estoy divirtiendo. Creo que la clave es no pensar mucho, ser agresivo con tu pitcheo. Creo que es solamente eso y esperar tu pitcheo”.

Y por supuesto, Santana disfruta ser parte del esfuerzo de los Cerveceros por alcanzar la Serie Mundial.

“Es una emoción”, expresó. “Uno solamente se lo soñaba o lo veía por televisión. Ahora uno está aquí, presente en este ambiente tan bello. Me siento muy afortunado y bendecido”.