Published On: dom, May 13th, 2018

Cavaliers y Celtics, dos irreconocibles que puede dar mucho en final Este

SANTO DOMINGO (espn)- Tanto Boston Celtics como Cleveland Cavaliers se muestran irreconocibles, en comparación con los dos equipos que se enfrentaron en las Finales de la Conferencia del Este del año pasado. Muestran un aspecto muy diferente al mostrado cuando ambos se vieron las caras en febrero pasado, durante la campaña regular. Aun así, los dos quintetos lograron retomar la senda y volver a las finales de conferencia.

Tras no parecerse en nada a los Cavaliers susceptibles vistos en la temporada regular (e incluso en ciertas fracciones de la primera ronda de los playoffs contra los Indiana Pacers), LeBron James y compañía le arrebataron el corazón a los Toronto Raptors con una despiadada barrida en segunda ronda.

Unos Celtics diezmados por las lesiones y que acababa de terminar una sufrida serie a siete cotejos contra los Milwaukee Bucks, asaltaron a los previamente indetenibles Philadelphia 76ers y ganaron la batalla de “El Progreso contra El Proceso”, con las estrellas más jóvenes de Boston asumiendo el reto (incluyendo el novato Jayson Tatum, dejado pasar por los Sixers después de negociar el primer puesto de selección de Boston en el draft el verano pasado)

Tranquilos, llámenme “Capitán Obvio” si así quieren, pero, ¿acaso hay algo más importante en esta serie? Claro, los Celtics estuvieron conformes en dejar que Giannis Antetokounmpo de Milwaukee y Joel Embiid de los Sixers anotaran sus puntos y aspiraran que sus actores de reparto no fueran capaces de asegurar las victorias, pero James puede tomar el control de una serie como nadie (pregúntenle a los Celtics de 2012 y verán).

Durante la temporada regular, los Celtics dependieron en mayor medida de Jaylen Brown y Marcus Morris mientras marcaban a James. Quizás los veremos desempolvar al novato Semi Ojeleye, a quien se le dio la tarea de intentar desacelerar el paso de “la Bestia Griega” en la primera ronda y luego tuvo un rol limitado contra los Sixers. El entrenador de Boston Brad Stevens probablemente pondrá un elenco en rotación contra James aspirando que los Cavaliers se vean eventualmente forzados a depender de su inconsistente listado de actores secundarios.

En ocasiones, Al Horford avergonzó a Embiid en la primera ronda. Ahora, esperará evitar quedar avergonzado, una vez más, por James. Horford tiene marca de 1-15 de por vida en encuentros de playoffs contra LeBron. Para el final de esta serie, hay probabilidades de que James tenga más victorias en playoffs contra Horford que contra cualquier otro jugador.

Si bien Horford tiene motivos para sentir temor por James, el “terrorífico” Terry Rozier podría infundir miedo en Cleveland en la presente serie. Rozier ha estado en increíble forma en sustitución de Kyrie Irving y, de hecho, estuvo mejor contra Cleveland que Irving durante la temporada regular.

¿Qué dijo la temporada regular? Absolutamente nada. Los Celtics no cuentan con los ahora lesionados Irving y Gordon Heyward (bueno, en el caso de este último, como lo hicieron durante los cinco primeros minutos de la temporada, antes que Hayward quedara fuera de acción). Tatum, Brown y Rozier han mostrado crecimiento constante y han elevado de forma particular su nivel de juego en el escenario de postemporada.

Los Cavaliers le dieron a Boston una mirada de su roster sustancialmente reformado tras la fecha límite de cambios, aunque quizás se haya producido una especie de “luna de miel” en febrero, cuando los Cavaliers tuvieron a siete jugadores con producción en dígitos dobles durante una victoria sobre los Celtics, televisada a nivel nacional en Estados Unidos.