Published On: Vie, Abr 13th, 2018

Real Madrid-Bayern Munnich, una final adelantada al más alto kilataje

BARCELONA (espn)- Las semifinales de la Champions, apasionantes por si mismas, ofrecerá una mirada a la historia. El duelo mayúsculo entre Real Madrid y Bayern por un lado y el desquite entre Roma y Liverpool por el otro. Los dos favoritos cara a cara, los outsiders frente a frente.

En Roma nadie olvida el 30 de mayo de 1984, cuando el equipo que dirigía el sueco Nils Liedholm alcanzó la final soñada: en casa. Era su primera aparición en aquellas circunstancias… Y la pesadilla se arrastra aún transcurridos 34 años. Los penalties coronaron al Liverpool de Joe Fagan, que se impuso por 4-2 gracias a los fallos de Conti y Graziani.

En la temporada 2001-02 se reencontraron en la segunda fase de la Champions, la entonces segunda liguilla, y empatando en el Estadio Olímpico, en Anfield vencieron los reds por 2-0. El Liverpool, campeón en 2005 y subcampeón en 2007, juega su primera Champions después de dos temporadas de ausencia en una última década para olvidar en la máxima competición, habiendo alcanzado bajo el mando de Jurgen Klopp una instancia soñada.

El Madrid-Bayern es un Clásico con mayúsculas. Enfrentados en 24 ocasiones desde la semifinal de 1976 y hasta los cuartos de 2017, las eliminatorias favorecen a los alemanes por 6 clasificaciones contra 5, aunque las dos últimas cayeron del bando madridista… En camino a lo que fueron sendas victorias finales.

Si el Madrid pone en el escenario el brutal 0-4 con que castigó al Bayern de Guardiola en las semifinales de 2014, en una vuelta que significó la peor derrota del entrenador catalán, en Múnich no olvidan el cruce de la última temporada, cuando debiendo remontar un 1-2 en el Bernabéu el equipo bávaro se sintió, y así lo denunció, robado en un Bernabéu en el que perdió por 4-2 tras un partido muy polémico y que no se sentenció hasta la prórroga.