Published On: Dom, Nov 12th, 2017

Pedrosa ganó GP Cheste; Márquez se proclama campeón por cuarta ocasión

SANTO DOMINGO- Marc Márquez se ha proclamado cuatro veces campeón del mundo de MotoGP en Cheste. El catalán vivió unos tensos minutos en la parte final de carrera, aunque el abandono de Dovizioso le sirvió en bandeja su nuevo campeonato a pocas vueltas para el final. La victoria se la llevó Dani Pedrosa y Johann Zarco fue segundo. Márquez completó el podio.

Márquez defendió bien la Pole pese a que la moto se levanto un poco en los primeros metros tras darse la salida, aunque el piloto Honda cruzaría las primeras curvas en primera posición. Zarco se colocaba en segunda posición y Pedrosa era tercero. Por su parte, Dovizioso se mantenía en quinta posición durante los primeros giros.

Márquez marcaba vuelta rápida, aunque Zarco no se despegaba de su estela. Sería en la vuelta cinco cuando el francés conseguía adelantar al catalán para arrebatarle el liderato de la carrera. Márquez puso dificultades, aunque no ha podido evitar el ataque de Johann. Mientras tanto, Lorenzo taponaba a Dovizioso. De hecho, la desesperación se apoderaba del box de Ducati al no poder adelantar a su compañero. Al italiano solo le valía la victoria para ser campeón del mundo.

Zarco abría medio segundo de ventaja sobre Márquez, aunque el catalán pilotaba tranquilamente pues el título no corría peligro por el momento. La carrera entraba en una situación de calma llegados al ecuador de la prueba, sin cambios relevantes en la tabla y con un ritmo estable entre todos los pilotos.

Ducati recurría al “Suggested Mapping 8” para comunicarle a Lorenzo que debía dejar pasar a Dovizioso; estrategia encubierta. Sin embargo, Lorenzo no mostraba síntomas de ceder la posición a su compañero de garaje. Mientras tanto, Bautista sumaba su segunda caída de la carrera. Por delante, Zarco bajaba el ritmo, aunque Márquez optaba por no presionar.

Ducati no dejaba de enviar el mismo mensaje al dashboard de Lorenzo, incluso le marcaba en la pizarra que cediese la posición a Dovizioso, aunque el español no bajaba el ritmo. Márquez, por su parte, echaba fugaces miradas hacia atrás para ver dónde estaban sus rivales, aunque no terminaba por lanzar un ataque sobre Zarco. Los cinco primeros se compactaban cada vez más a falta de ocho vueltas. Mucha tensión en Ducati.