Published On: mié, Ago 7th, 2019

… Ni el baloncesto está exento de peligros; Kerr y Popovich critican libertad armas

LAS VEGAS (espn)- Steve Kerr dijo que piensa todo el tiempo sobre la violencia con armas y los tiroteos masivos y cómo cualquier día, alguien puede entrar a un gimnasio y disparar contra jugadores de la NBA.

Luego de los tiroteos en Gilroy, California, El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, en los que 34 personas murieron en poco más de una semana, Ker, coach de los Golden State Wariors, y Gregg Popovich, de los San Antonio Spurs, criticaron el martes a los legisladores por no hacer lo suficiente por el control de armas.

“Cuando tienes a un 97 por ciento de la gente en el país que quieren la revisión universal de antecedentes y el Senado no sólo no lo aprueba sino que ni siquiera vote sobre el tema porque (el líder de la mayoría en el Senado) Mitch McConnell no permitirá la votación porque la NRA lo tiene comprado, entonces tienes problemas”, dijo Kerr, quien asiste a Popovich con el Team USA que participará en el Mundial FIBA.

“Ese es el problema. Debemos tener líderes electos que estñán dispuestos a valorar la vida humana por encima de sus propios trabajis y sus contribuciones a la NRA”, agregó Kerr.

Popovich también aprovechó el momento para un llamado a la acción.

“Estaría mucho mejor si la gente en el poder moviera sus traseros e hiciera algo en muchas áreas. Creo que ahora están de vacaciones. No sucede nada, así que nos tomamos un descanso”, dijo Popovich en tono sarcástico.

“Volverán y arreglarán la situación con las armas, el ambiente, la inequidad, los sueldos. Arreglarán todo cuando regresen (de vacaciones). Seguro”, agregó el estratega en el mismo tono.

Popovich y Kerr son dos de las figuras deportivas que más han alzado la voz cuando se trata de temas políticos y desigualdas social.

Kerr ha sufrido la violencia con armas, luego que su padre fuera asesinado en Líbano en 1984, fungiendo como diplomático.

“Pienso en eso todo el tiempo. Alguien podría pasar por la puerta del gimnasio ahora mismo y comenzar a disprarnos con una AR-15”, dijo Kerr el lunes a Bay Area News Group. “Podrìan hacerlo. Quizá suceda porque todos somos vulnerables, ya sea que vayamos a un concierto, a la iglesia, al centro comercial, al cine o a la escuela.

“Está en nosotros, los estadounidenses, exigir cambio de nuestros líderes sin escrúpulos que continúan permitiendo que esto siga sucediendo y que continúan, de alguna manera, asegurando que la Segunda Enmienda es hacer su trabajo”, agregó.

El martes se le preguntó a Kerr qué diría si pudiera hablar con el Presidente Donald Trump.

“Nada. No me molestaría en hablar con él”, respondió.

Sin embargo, Kerr reiteró que es momento de actuar y obligar a un cambio.

“Siempre he sido expresivo en términos de la seguridad en relación a las armas de fuego y medidas (para adquirirlas). Es algo que ha sido muy importante para mí por mucho tiempo”, reiteró Kerr. “Me he involucrado mucho con algunos grupos de seguridad contra armas de fuego, como la Brady Campaign y Sandy Hook Promise and March For Our Lives, el grupo Giffords. Son grupos maravillosos que hacen muy buenas cosas..

“Me parece que hay una tendencia que se está construyendo ahora mismo”, finalizó Kerr.