Published On: Mar, Jun 13th, 2017

LeBron hizo de todo… pero Cavaliers no pudieron ante arrolladores Warriors

OAKLAND (espn)- Esta vez no hubo remontada histórica… mucho menos bicampeonato. Pero nadie podrá reclamar a LeBron James que hizo todo de su parte para sus Cleveland Cavaliers.

Tampoco habrá queja para Kyrie Irving; el menudo guardia de los Cavaliers que tuvo otra noche espectacular. Simplemente, dieron demasiada ventaja con un 0-3 en Las Finales, que par de partidos después fueron lapidarios en sus aspiraciones de repetir Campeonato de la NBA.

Sumado a que los Golden State Warriors fueron en general superiores en talento de ambos lados de la duela, se tradujo en la segunda derrota en Las Finales en tres años de los Cavaliers frente al mismo rival.

“Hay que reconocer que fueron mejores que nosotros”, dijo James. “Fue demasiado intentar otra vez venir de atrás. Eso desgasta física y mentalmente. Si además, tienes enfrente un equipo con tanto talento como ellos y bien entrenado, la situación es más difícil aún”.

James cerró el quinto partido de la serie con 41 puntos, 13 rebotes y ocho asistencias; eso sin contar el esfuerzo que nunca se refleja en las estadísticas, pero que en ocasiones hay que verlo para creerlo.

“Golden State es un oponente muy valioso”, dijo James. “Obviamente, ha sido el mejor equipo en la NBA durante tres años, el mejor equipo este año y lo mostraron durante la postemporada. Sólo fuimos otro rival en su camino”.

Sin embargo, “El Rey” James se convirtió en el cuarto jugador, primero que alguna vez fue el Más Valioso en una temporada, que pierde cuatro Finales o más en la historia de la liga, aunque nadie deberá culparlo.

En la serie promedió 33.6 puntos; 12 rebotes y 10 asistencia; números que quizá merecieron mejor suerte. Pero el único de sus compañeros que fue consistente, al menos en el apartado ofensivo fue Kyrie Irving.

“Yo dejé todo lo que tenia en la cancha cada partido, en los cinco juegos”, aseguró James en conferencia de prensa. “No tengo razón para agachar la cabeza. Tampoco para voltear hacia atrás y pensar en lo que pudo haber sido o que si debí hacer esto o lo otro para mejorar. Dejé absolutamente todo en la duela en cada partido durante cinco juegos de Las Finales. Pero nos quedamos cortos”.

El movedor de bola de los Cavaliers acabó el Juego cinco con 26 puntos y seis asistencias para completer la serie en dobles dígitos ofensivos en cada uno de los partidos.

“Nunca es fácil tragarse una derrota, pero hay que felicitarlos a ellos por la clase de serie que tuvieron”, dijo Irving. “Fue más de un año de trabajo y al final nos quedamos cortos. Será un verano largo de reflexiones. Estoy orgulloso del esfuerzo de todos en el equipo. Pero al final no alcanzó”.

Los Cavaliers nunca pudieron retomar la ventaja de manera seria, a partir del segundo periodo, en el que fueron superados 38-23, que al final fue la gran diferencia.

Cleveland dejó así el título que ganó en calidad de remontada y que representó el primer campeonato en alguno de los deportes principals en Estados Unidos para la ciudad desde 1964.

Mucho tuvo que ver que perdieron los primeros dos partidos de manera escandolosa. Peor aún, dejaron escaper la ventaja en el Juego 3 en su Quicken Loans Arena a menos de un minuto del final.

“Es triste que algunos de nuestros compañeros nunca habían llegado tan lejos y que no serán capaces de levantar el trofeo. Y esas son las cosas que me molestan más que nada. Muchachos como Kyle, Deron (Williams), Kay y Eddy. Así que las emociones están por todos lados esta noche”, mencionó James.

“Este fue mi octavo viaje a Las Finales y he tenido algunas muy buenas”, añadió James. “Para mi y los muchachos que me permiten ser su líder siempre he querido hacer las jugadas correctas. He trabajado muy fuerte en el gimnasio y en el cuarto de video todos los días ¿Resulta eso siempre en victorias? Por supuesto que no”.