Published On: dom, Jul 21st, 2019

Gana controvertida decisión; Pacquiao ratifica leyenda contra Thurman

LAS VEGAS (espn)- Manny Pacquiao demostró el sábado que aún le queda boxeo al superar por decisión dividida al hasta entonces invicto Keith Thurman y, así, quedarse con el título regular de peso Welter de la Asociación Mundial de Boxeo.

Los jueces vieron el combate 114-113 Thurman, 115-112 y 115-112 Pacquiao, división de opiniones que no dejó contento al pùgil estadounidense, quien extendió los brazos y dijo que no con la cabeza al escuchar la última tarjeta a favor del filipino.

Pacquiao derribó a Thurman en el cierre del primer asalto con una izquierda al cuerpo y un gancho de derecha que obligó al referí Kenny Bayless al conteo obligatorio de ocho.

Fue la decimoquinta ocasión que Pacquiao se peleó en la MGM Arena de la Ciudad del Pecado, sitio de sus más grandes triunfos y reveses. Thurman hacía la cuarta defensa del título.

Pacquiao no tuvo más que loas para su oponente, a quien las apuestas favorecieron levemente, apoyados muchos, quizá, en la diferencia de edad.

“Mi oponente fue difícil, hizo una gran pelea”, dijo Pacquiao. “(Keith) estaba promoviendo la pelea. Hizo lo mejor, yo hice lo mejor. Hicimos una gran pelea. Gracias por venir, vieron una gran pelea. Es un gran boxeador”.

Manny Pacquiao envió a la lona a Keith Thurman al cierre del primer asalto. AP
Thurman, quien sufrió la primera derrota de su carrera, elogió la labor de Pacquiao y no restó mérito al triunfo del legendario filipino, quien es el boxeador activo con más asaltos en su carrera, con 486.

El ahora ex campeón admitió que recibió una lección en su combate ante el tágalo.

“Sabía que era muy cerrada. (Manny) me derribó y tenía el momento. Manny Pacquiao es un gran boxeador”, dijo el estadounidense. “Creí que se estaba cansando, pero tiene la experiencia. Me encantaría la revancha. Esta noche fue una bendición y una lección”.

El primer asalto fue para Thurman, quien contrarrestó un rápido ataque de Pacquiao con combinaciones antes que el filipino lo derribara al cierre del mismo. Pacquiao continuó su ataque en el segundo giro ante un más cauteloso Thurman y terminó fuerte y con sacudidas al titular al cierre.

El tercer asalto fue de Pacquiao, quien continuó agresivamente contra el estadounidense, quien se vio en ocasiones desorientado por la sorpresiva velocidad del filipino, quien, a su vez, continuó con aciertos en combinaciones al cuerpo y el rostro de su oponente. El cuarto asalto siguió el ataque de Pacquiao, quien lanzó combinaciones continuas a Thurman, quien se vio obligado a echarse hacia atrás.

Thurman fue más agresivo en el quinto al lanzar derechas a Pacquiao, quien cerró el asalto fuerte y sangró al campeón con combinaciones que le evitaron tomar la iniciativa.

El sexto fue, quizá, el mejor asalto para Thurman, quien pudo penetrar mejor la defensa y rapidez de Pacquiao y conectó con varios jabs.

La agresividad de Thurman continuó al inicio de la segunda mitad del combate al acertar combinaciones al rostro de Pacquiao y un recto que movió al filipino hacia atrás. El octavo asalto fue más cerrado, ambos pudieron intercambiar golpes, aunque Thurman pudo robarse el mismo al terminar fuerte.

En el noveno capítulo, Thurman conectó los mejores golpes, acertó 26, su total más alto hasta ese punto. El décimo fue para Pacquiao, quien retomó la ofensiva y recuperó la velocidad y mandó atrás a Thurman con combinaciones que aparentaron herir al estadounidense, quien recibió una izquierda al cuerpo que resintió.

Thurman fue más ofensivo en el undécimo giro, pero Pacquiao lo contrarrestó con rectos y jabs que detuvieron el momento de cara al cierre.