Published On: lun, Dic 2nd, 2019

Estudiantes Liceo Sabana Japón lanzan promoción en Artes enfocada a inclusión e igualdad derechos

SANTO DOMINGO– El multi premiado Liceo Sabana Japón del sector Sabana Perdida, municipio Santo Domingo Norte, realizó el lanzamiento de la primera promoción de Bachillerato Modalidad en Artes, con un enfoque inclusivo y priorizando la igualdad de derechos entre todos los estudiantes.

La promoción, denominada Huellas, cuenta con 128 educandos, de los cuales, hay varios con discapacidad auditiva que se han destacado por su alto desempeño dentro y fuera del plantel, lo que evidencia que la inclusión es factible en la Revolución Educativa, brindando oportunidad de desarrollo en fotografía, danza, música, arte dramático y multimedia.

La directora del plantel, Danilsa Pujols, dijo que en el centro educa estudiantes con alguna discapacidad, entre las más comunes la auditiva y la físico-motora, pero que eso no ha sido impedimento para que la jornada educativa se desarrolle con limitaciones, ya que los estudiantes sin discapacidad han aprendido lengua de señas para comunicarse con los otros.

“El trabajo en equipo ha sido la clave para tener éxito. Estamos enfocados con objetivos comunes y con una clara misión, visión y valores, llegando muy lejos”, apuntó Pujols, quien recordó, además, que el plantel ha sido reconocido en múltiples ocasiones por la dinámica inclusiva y la calidad de la enseñanza.

La estudiante Danneris Castro es una de las que aprendió lengua de señas para interactuar con sus compañeros sordos y manifiesta que ha sido muy interesante el proceso porque pudo constatar que “a pesar de que mis compañeros no pueden escuchar, pueden hacer lo mismo o más cosas que los demás y eso es muy valioso”.

“Me siento muy feliz de estar en un centro inclusivo porque se valora mucho a la persona

Aunque son estudiantes sordos, a ellos no les importa esa limitación y pueden superarse y tener mucho éxito”, expresó Danneris, enunciado que secundó el estudiante con discapacidad motora José Javier Santana, para quien, igualmente, la discapacidad no es una limitación y confiesa que nunca se ha sentido excluido en este centro, por lo que agradece a sus compañeros y maestros.

De su lado, el señor Andrés Vargas, padre de uno de los estudiantes de la promoción, dijo sentirse muy orgulloso, no sólo de su hijo, sino, de todos sus compañeros y el liceo como tal, por el papel que han jugado en la inclusión y el valor que les dan a las personas sin importar las limitaciones físicas que puedan presentar.

“Todos tenemos derecho a la educación; no importa la discapacidad que tengamos, todos tenemos derechos…”, concluyó el orgulloso padre.

El lanzamiento de la promoción Huellas estuvo a cargo de la facilitadora en multimedia Rosanner Tineo, quien insistió en el orgullo que siente al ver a sus estudiantes estar tan unidos y apoyarse entre ellos, lo que evidencia que el trabajo en equipo siempre rendirá frutos positivos para la educación y la familia dominicana.