Published On: mar, May 15th, 2018

Estiman Nadal saldría fortalecido tras derrota prematura en Madrid

SANTO DOMINGO- Es inusual que Rafael Nadal abandone un torneo de tierra batida sin el título bajo el brazo, pero su semana en el Mutua Madrid Open acabó prematuramente en los cuartos de final cuando se cruzó por su camino un inspirado Dominic Thiem. Sin embargo, de una derrota siempre se pueden sacar aspectos positivos que le pueden llevar a acabar conquistando su undécimo Roland Garros.

En primer lugar, la altitud le convierten en un lugar diferente a Montecarlo, Barcelona, París y Roma, que se encuentran al nivel del mar, lo que hace que los tenistas tengan más control de sus golpes, algo que beneficia en sobremanera al manacorí y su estilo único.

Por ello jugadores con una mayor potencia, ven ampliadas sus armas para jugar frente a Nadal, como Thiem o Alexander Zverev, que brillaron con luz propia en la Caja Mágica. También sacadores como Kevin Anderson o el imberbe Denis Shapovalov, ven en Madrid el torneo más propicio en la temporada de tierra batida para arañar puntos ATP de cara al ránking mundial, donde perdió el liderato Rafa Nadal.

Sin embargo, una derrota puede suponer un toque de atención en el juego del ganador de 16 Grand Slams, teniendo un efecto positivo como sucediera el año pasado. Nadal perdió en los cuartos de final del Masters 1.000 del Roma, torneo que sucede en el calendario a Madrid y donde buscará recuperar su corona y el número uno, frente a Dominic Thiem, y posteriormente arrasó en Roland Garros, ganado su décimo trofeo en la Philippe Chatrier sin ceder un set durante las dos semanas que dura el torneo.

Precisamente en ese camino se encontró con Thiem en semifinales, y la historia fue muy diferente a favor del español, que posteriormente vencería a Stan Wawrinka en la gran final. Un precedente que no hace sino reafirmar el hecho de que Nadal, a pesar de ceder un partido y ver cortada su racha de 50 sets consecutivos ganados en tierra batida, sigue siendo el máximo favorito a todo cuando de la arcilla se trata.

La próxima parada del balear será en la ciudad eterna donde no consigue el título desde 2013. Para Nadal será una buena manera de olvidad la derrota en Madrid y es que si algo bueno tiene el mundo del tenis, es que cada semana uno puede olvidar los malos torneos, para centrarse nuevamente en el futuro.

El manacorí podrá recuperar el número uno del mundo en Roma, y es que casualmente solamente defiende los puntos conseguidos el curso pasado en los cuartos de final, la misma ronda en la que cayó en la Caja Mágica, lo que le llevaría a plantarse en Roland Garros nuevamente en lo más alto del ránking de la ATP.