Published On: vie, Nov 8th, 2019

El CMB revela nueva regla sobre clembuterol

SANTO DOMINGO (espn)- La cadena de boxeadores mexicanos que dieron positivo por la sustancia prohibida clembuterol ha incluido a la súper estrella Canelo Alvarez, Luis Nery, Francisco Vargas y, en los últimos días, Rey Vargas y Julio César Martínez.

El jueves, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) anunció que comenzará a reconocer el aumento del umbral permitido para el medicamento establecido a principios de este año por la Asociación Mundial Antidopaje (AMA), lo que significa que las pruebas positivas de esos combatientes, según lo realizado por la Asociación Voluntaria Antidopaje en conjunto con el programa de boxeo limpio del CMB ya no se consideraría una prueba fallida porque la cantidad encontrada en su sistema era muy pequeña. El clembuterol sigue prohibido bajo el código de la AMA, y las pruebas de drogas que tienen una cantidad que excede el nuevo umbral seguirían contando como una prueba fallida y resultarían en un castigo.

Vargas, campeón mundial de peso pluma junior, y el principal contendiente de peso mosca, Martínez, recientemente dieron positivo por trazas de la droga en colecciones de muestras aleatorias. Esos resultados fueron anunciados por el CMB a principios de esta semana, y el CMB dijo que las cantidades eran «tan pequeñas que no se están tomando más medidas».

Álvarez tuvo dos pruebas positivas para clembuterol en el período previo a su revancha por el título mundial de peso mediano con Gennadiy Golovkin que se suponía que tendría lugar en mayo de 2018. Sin embargo, debido a los resultados de las pruebas, Álvarez fue suspendido por la Comisión Atlética del Estado de Nevada durante seis meses y el combate finalmente se reprogramó para septiembre. Pero Golovkin estaba furioso por los resultados de las pruebas de Álvarez y lo acusó de hacer trampa, causando una brecha entre los dos que permanece hasta el día de hoy. Mientras tanto, la reputación de Álvarez recibió un gran golpe, y muchos fanáticos indignados se refirieron a él burlonamente como «Clenelo».

Álvarez, al igual que los otros boxeadores, afirmó que las trazas encontradas fueron causadas por la ingestión de carne contaminada, que ha sido un problema de larga data con los atletas en México, donde los granjeros a menudo incluyen la sustancia en la alimentación del ganado porque ayuda a reducir la grasa y aumentar la masa muscular. El CMB ahora acepta eso como una razón para los resultados adversos en las pruebas siempre que la cantidad esté por debajo del nuevo umbral de la AMA.

«Esta es una confirmación de la inocencia de combatientes como Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Francisco Vargas, que una vez estuvieron en medio de la controversia, cuando las pruebas del Programa de Boxeo Limpio realizadas por la Voluntary Anti-Doping Association (VADA, por sus siglas en inglés) encontraron clembuterol en su examen», dijo el CMB en un comunicado. «El CMB recibió informes adicionales de VADA en los que dos luchadores mexicanos (Vargas y Martínez) mostraron hallazgos atípicos de clembuterol, que están muy por debajo del nuevo estándar de la AMA. Todos los luchadores recibirán educación nutricional adecuada del Programa de Boxeo Limpio del CMB y control de peso. El campeón del CMB Rey Vargas y el retador Julio Cesar Martinez no tienen la culpa del atípico hallazgo de VADA».

A partir del 1 de junio, la AMA estableció un nuevo umbral para la cantidad de clembuterol permitida en el sistema de un atleta, en parte para tener en cuenta la posibilidad de contaminación de los alimentos.

«Eso evitará que los atletas sean penalizados por una violación de las normas antidopaje como resultado del consumo de carne contaminada», indicó el CMB. «Los niveles de clembuterol y sustancias relacionadas que se encuentran en los casos de CMB hasta la fecha, Canelo Alvarez, Francisco Vargas y Luis Nery, han sido significativamente más bajos que el nuevo estándar de AMA. Incluso antes del nuevo estándar de AMA, el CMB ha tratado consistentemente a aquellos casos en consecuencia. Por lo tanto, después de una extensa investigación, el CMB no penalizó a los atletas afectados».