Published On: vie, Oct 11th, 2019

Deporte y equidad; «Cantera 5v5», mirada al productor de miles de futbolistas latinos

NUEVA YORK (efe)- Empezó hace cuatro años con 4.000 jugadores y ahora compiten 56.000: en el Torneo de Fútbol Gatorade 5v5 se forjan jóvenes latinos como los que protagonizan la serie documental «Cantera 5v5», que ha abierto un debate sobre deporte y equidad en Latinoamérica, según dijo a Efe uno de sus impulsores.

Ricardo Arias-Nath, el gerente general para Latinoamérica de PepsiCo, explica que la serie, estrenada en el festival Tribeca TV en Nueva York, «ha generado conversaciones de importancia para la sociedad» y muestra «que el talento femenino en fútbol es fantástico» en una región donde su evolución ha sido más «tardía».

La serie se basa en las experiencias de cinco aspirantes entre 14 y 16 años: Rodrigo Alpizar (México), Gisela Robledo Gil (Colombia), Daniel Zabala (Argentina), Flavia Alonso de Carvalho (Brasil) y Yahya Sabbar (Italia), que pasan de «canchas pequeñas a tener la oportunidad de participar en un torneo de categoría mundial».

«Mi hermano era jefe de una banda»; «Mi mamá decía que el fútbol es solo para chicos»; «Cuando insultan el color de mi piel, lo convierto en motivación», son algunas de las declaraciones de estos jóvenes en los episodios dirigidos por los cineastas Jeff y Michael Zimbalist, artífices de «Pelé: el nacimiento de una leyenda».

El torneo 5v5 consta de eliminatorias nacionales en 22 países -sobre todo de Latinoamérica- donde han llegado a participar hasta 3.000 equipos, y aquellos que logran la victoria acuden a una final global en Madrid (España).

Este año los ganadores fueron invitados a ver allí la final de la Liga de Campeones de la UEFA, aunque el premio más valioso puede ser una futura carrera profesional.

«Algunos han pasado a las subselecciones nacionales de sus países», señala Arias-Nath, quien destaca el «rol de vocero» ejercido por Gatorade para que «tanto chicos como chicas puedan desarrollar» su talento y no descarta que tras la acogida «extremadamente positiva» de la serie, las cifras «se dupliquen».

«En Latinoamérica no había una plataforma establecida» para «lograr mejores deportistas» en el fútbol, por lo que la compañía lanzó el torneo hace cuatro años y, dos después, lo abrió también a las mujeres jóvenes para «darles el espacio y que puedan ser parte».

«El fútbol femenino en Latinoamérica no es algo que históricamente haya sido muy soportado», apostilla.

El torneo se ha convertido en una plataforma para «apasionados del deporte» pero también abarca herramientas «más allá de lo deportivo, ya que se trabaja la hidratación, la preparación física y psicológica, y da lecciones que sirven para la vida, como la disciplina y el trabajo en equipo», desgrana.

Arias-Nath resalta que Gatorade es una «empresa privada contribuyendo al desarrollo» de la sociedad, ya que tiene como propósitos «incentivar la actividad física» y «dar soluciones a los atletas», y opina que «todas las marcas deben tener razón de ser».

En ese sentido, apunta a un «propósito más allá de vender» que esté «asociado a los valores», algo que no necesariamente será «popular para todos» los clientes pero, como si fuera un principio filosófico, justifica «cuál es el derecho que tienen a existir».