Published On: mié, Nov 7th, 2018

Cruz y cinco agentes libres que firmarían este mes

CARLSBAD, California- El agente de un jugador señaló esta semana que las negociaciones con algunos clubes son más realistas ahora que a estas alturas de la temporada muerta hace un año. Por primera vez en tiempos recientes, la industria está desafiando su predisposición de avanzar lentamente en el mes de noviembre.

Por supuesto que existen las excepciones. Bryce Harper y Manny Machado no estarían ni cerca de firmar. Sus contratos serán tan astronómicos e impactantes para una franquicia que sus negociaciones continuarían por varias semanas.

Pero a continuación, un vistazo a seis agentes libres que firmarían antes del final de noviembre, si el mercado evoluciona a su actual ritmo.

Craig Kimbrel, cerrador
Incluso durante la evolución del rol del bullpen, la mayoría de los equipos — y especialmente los dirigentes de esos equipos — valora a una estrella para lanzar en la novena entrada. La lista de contendientes en busca de cerradores en esta temporada muerta es relativamente clara: Los Medias Rojas quieren retener a Kimbrel, mientras que los Bravos (el primer club del derecho) y los Cardenales también son posibles destinos. El agente de Kimbrel ha indicado como puntos de partida los US$16 millones en el salario promedio de Kenley Jansen con los Dodgers y la cifra récord de US$17.3 millones por temporada que Wade Davis recibió de los Rockies. La interrogante ahora sería si Kimbrel pactaría por tres o cuatro años.

Nelson Cruz, bateador designado
El dominicano ha pegado 305 jonrones en la actual década para compartir con Giancarlo Stanton el primer lugar en las Grandes Ligas en ese trecho. Cruz viene de una campaña en la que sacudió 37 vuelacercas con los Marineros, lo que resultaría en un nuevo contrato lucrativo. Sin embargo, surgen algunos obstáculos: El quisqueyano cumplirá 39 años de edad en julio y patrulló las praderas como titular en apenas cuatro juegos esta campaña. Cruz llamaría la atención solamente de los equipos de la Liga Americana y es difícil imaginarse que firme por más de los US$14.25 millones que ganó esta temporada — por uno o dos años. Los Mellizos y Medias Blancas pueden ser algunos pretendientes, debido a la falta de producción que vieron de sus bateadores designados.

J.A. Happ, abridor zurdo
Si Happ encuentra un nuevo equipo rápidamente, no sería por primera vez. El serpentinero firmó con los Azulejos el 27 de noviembre del 2015, la última vez que fue agente libre. Debido a sus capacidades atléticas y eficiente estilo de lanzar, Happ podría conseguir otro contrato multianual a un salario de los US$13 millones que ganó esta temporada — o posiblemente un poco más. Happ es una alternativa para los Dodgers si Hyun-Jin Ryu rechaza la oferta calificada de Los Angeles. Los Yankees tendrían sentido, en caso de que el abridor agente libre Patrick Corbin firme con otro conjunto. Los Rojos han expresado interés en Happ para que el zurdo sea un ancla veterana en su joven grupo de lanzadores.

Nathan Eovaldi, abridor derecho
Los directivos de Grandes Ligas, que con más frecuencia dependen de las estadísticas avanzadas, no otorgarán contratos de US$60 o US$70 millones basado en el desempeño de una sola postemporada. Con Eovaldi, existen otras maneras de justificar esa inversión. Estableció marcas personales con WHIP de 1.126 en la temporada regular, antes de demostrar que estaba en salud — y su mentalidad de equipo — con tres presentaciones consecutivas en la Serie Mundial, incluyendo una inolvidable como relevista en el Juego 3. Aunque Eovaldi se ha sometido a varias cirugías en el codo, lanzará con 29 años de edad la próxima temporada y les brindaría credibilidad a las rotaciones de los Rojos, Medias Blancas o Angelinos.

Michael Brantley, jardinero
Brantley ha jugado las últimas tres campañas con la organización de los Indios y la Tribu le dio un gran regalo de despedida: No le presentaron una oferta calificada, lo que significa que su nuevo equipo no deberá conceder una selección del draft al firmarlo. Brantley, de 31 años de edad, viene de su temporada más saludable desde el 2014 con OPS de .832 en 143 partidos. Los Astros, quienes buscarían agregar a un bateador zurdo, son una posibilidad; el hecho de que Houston no está involucrado en firmar a Harper indica que un contrato para Brantley sería algo probable. De hecho, Brantley sería otra opción para un club como los Gigantes, que buscan un bate para las esquinas de las praderas. Se espera que el nuevo salario promedio de Brantley supere los US$11.5 millones que ganó con Cleveland este año, bajo un posible contrato de tres años.

Wilson Ramos, receptor
Los representantes del venezolano concretaron un pacto de dos años y US$12.5 millones hace dos inviernos tras una operación en los ligamentos cruzados de la rodilla derecha. Después de participar en 111 compromisos esta temporada, Ramos se proyecta para firmar otro acuerdo de dos o tres años a un salario promedio de US$10 millones. Los riesgos que surgen por el historial de lesiones de Ramos podrían disminuirse al dividir su tiempo de juego detrás del plato. Encajaría en los Mets, Atléticos, D-backs o Nacionales, dependiendo de cómo cada club evalúe sus candidatos internos para la receptoría.