Published On: mar, Sep 10th, 2019

Choque vital contra El Salvador llega en peor momento Selección

SANTO DOMINGO (Fausto Jiménez)- Si la selección nacional quiere esta tarde-noche (6:00) seguir respirando con oxígeno propio, tendrá que resolver sus problemas más acuciantes, entre los que destacan la falta de efectividad para crear y anotar, sobre todo haciendo valer la casa (Estadio Cibao, Santiago) cuando enfrente a El Salvador por la Liga B de Naciones Concacaf.

Y el punto inflexivo comienza en la media cancha, donde siempre ha sido el gran dolor de cabeza de los tricolor en cada historia contada, salvo cuando aparecieron unos pocos expertos, como Edipo Rodríguez, que por desventaja tendrá más protagonismo goleador que de repartidor. Si aquél se retrasa, Ronaldo Vásquez podría ser pieza clave en el desequilibrio de un rival que como el cuscatleco, sabe defenderse y atacar en contragolpe con efectos letales… sobre todo ante un rival que tiende a pusilánime.

Contra un rival de poca monta como Montserrat –cuyo resultado debió ser positivo por antonomasia (ranking 196 FIFA)- quedó delatado un escuadrón falente en todo el cuerpo, y ni decir de lo mal comportada defensa, sobre todo con los ataques aéreos (los dos tantos llegaron así): demasiado irresolutos en la marca contra los cabeceos. El visitante dominó el balón (59 por ciento), pero su gol vino de ocho tiros a puerta.

Y la gravedad puede ser mayor si finalmente no se puede contar –por lesión de “día a día” el sábado- con el bien armado mediocampista Rafael Flores, además de la salida del atacante Joshua García (OKC Thunder, Segunda División EEUU), un golpe mayor tras la efectividad mostrada en Montserrat, como autor del gol visitante.

El Salvador, que viene de golear 3-0 en casa al homólogo Santa Lucía, le ha ganado en las dos anteriores ocasiones (2011) a su rival de turno con resultados 3-2 y 2-1 en clasificatorios al Mundial Brasil 2014, con resultados mentirosos en cuanto al dominio pleno de los centroamericanos. La nación está en el lugar 68 de la FIFA… y por algo será, ¿no? República Dominicana ocupa el puesto 155.

El Salvador hoy no es el gran temible centroamericano que ha ido dos veces al Mundial (México ´70 y España ´82), pero sigue como un equipo con jugadores de talla como los mediocampistas Andrés Flores (Pórtland Timbers) y Darwin Cerén (Houston Dínamo) de la MLS, además de Denis Pineda, delantero del Deportivo San Clara, en la Primera División de Portugal.

En sentido general, los anteriores cinco cotejos ganaron cuatro, con acumulado 8-3 (+5 goles a favor). Mientras, los dominicanos vienen de ganar, empatar y tres caídas, con saldo goleador 3-9 (-6) en partidos oficiales y amistosos.

Y si el 2-1 encajado en Montserrat el sábado dio un tufo que encamina a truncar el sueño de llegar a Copa Oro, en el estadio Cibao FC está reafirmado el gran reto.