Published On: mar, Jun 19th, 2018

Barcelona aún no define qué pasó con negativa Griezmann

SANTO DOMINGO (espn)- El caso Antoine Griezmann sigue sin respuesta oficial y pública desde el FC Barcelona. Esperándose que hubiera una explicación detallada, en la que se argumentasen todos los pasos dados en los últimos meses y la reacción por su negativa final… no hubo respuestas. De hecho el vicepresidente del club llegó a desviar el foco hacia Piqué.

Griezmann no fichó por el Barcelona por decisión propia y el club azulgrana, lo proclamó su vicepresidente Jordi Mestre, “respeta la decisión de cualquier jugador a la hora de decidir su futuro”. La presentación de Eric Abidal como nuevo secretario técnico del Barça tuvo en el jugador francés a un protagonista indiscutible, razón por la que el dirigente, alertado de ello, comenzó el acto leyendo un comunicado con el que quiso dejar zanjada la cuestión.

“Queremos futbolistas comprometidos y decididos a triunfar en el equipo por encima de cualquier circunstancia”, solventó Mestre, quien reconoció que todo lo sucedido provocó incomodidad en el club. “Nos sabe mal que los aficionados se hayan sentido desilusionados por las formas. El presidente habló con Piqué para decirle que su presencia provocó malestar y dedepción en el club y hablaremos con él y con Umtiti internamente cuando se reincorporen al equipo después del Mundial”.

Desplazando el foco hacia Piqué, el vicepresidente azulgrana se cerró en banda y argumentando que el acto, la rueda de prensa, estaba dedicada a la presentación de Abidal se negó a aclarar ninguna circunstancia relacionada con Griezmann.

Más aún, y sobrevolando el nombre del jugador francés todo el ambiente, Abidal no aclaró si había hablado con su compatriota a la vez que Pep Segura, el manager deportivo, no quiso, o no supo, explicar si el Barça tenía prevista una alternativa para Griezmann.

Lleva ESPN a todos lados
Si quieres recibir alertas del Futbol Europeo, descarga la App ahora. espn.com/app »

De hecho, en ese aspecto, Abidal rechazó referirse a nombres propios mientras Segura, a su lado, hablaba de planificación general.

“La decisión es suya y no quiero entrar en ningún debate. Más allá de nombres lo que queremos es montar un equipo competitivo”, solventó Abidal… Para poco después excusarse en que el trabajo de planificación “ya estaba hecho” aunque sin cerrar la puerta a un cambio de dirección.

¿Cuándo supo el Barça la decisión de Griezmann? ¿Quiénes fueron los interlocutores del club con el jugador? ¿Impuso el Barça una penalización?… esta y tantas otras preguntas se quedaron sin responder.