Published On: mié, Jul 10th, 2019

Bale, Isco y James tendrían llave llegada Pogba al Real Madrid

SANTO DOMINGO- El Real Madrid todavía quiere a Paul Pogba, dos meses después que empezase oficiosamente el mercado de fichajes. Es una de las prioridades de Zidane, y el club blanco está decidido a intentarlo hasta donde le dejen llegar. Y hasta el momento, es una operación que está en el dique seco, pendiente de dos factores que en el club blanco consideran imperativos: uno es que el Manchester United acepte negociar por su jugador; y el segundo es que el Real Madrid cierre de una vez la salida de varios jugadores.

Por un lado, los ‘red devils’ deben abrir la puerta de salida a Pogba. De momento, no han querido ni hablar del tema. Este martes Olen Gunnar Solskjaer sacó músculo ante los medios incluso.

“Ni necesitamos vender jugadores, ni hemos recibido ninguna oferta por Pogba”. Tanto el jugador como su agente, Mino Raiola, están apretando al máximo públicamente para forzar la situación en las últimas fechas. Pero no parece surtir ningún efecto en el Manchester United por el momento. El francés, que estaría dispuesto incluso a pedir el ‘transfer request’ en un caso extremo, se tuvo que incorporar el domingo a la pretemporada de los ‘devils’ en Australia –no exento de polémica-.

Por otro lado, según ha podido saber Goal, el Real Madrid tiene claro que no puede acometer la operación Pogba mientras no salgan todavía más jugadores de la actual plantilla. Ya han salido siete: Luca Zidane, Theo Hernández, Sergio Reguilón, Marcos Llorente, Mateo Kovacic, Martin Odegaard y Raúl De Tomás, lo que ha reportado unos 125 millones de euros.

Pero es todavía insuficiente, según entienden en el Santiago Bernabéu. Después de haber hecho cuentas, y tras unos 300 ‘kilos’ de inversión en fichajes, los números no cuadran. Y es que si Pogba puede costar la cifra récord de entre 150-180 millones de euros, el Real Madrid calcula que todavía debería recaudar algo más de esa misma cantidad para poder cumplir con el Fair Play Financiero al cierre del mercado.

Para fichar a Pogba, no sólo es cuestión de que salgan más jugadores de la actual plantilla, sino de que salgan jugadores de los más valorados. Irremediablemente. No es suficiente con que salgan los Keylor Navas, Jesús Vallejo, Dani Ceballos, Mariano Díaz o Borja Mayoral. Éstos efectivamente están ya en la rampa de salida, pero hace falta más antes de sentarse a la mesa del Manchester United para negociar por el mediocampista francés.

Es fácil deducir que la llave del fichaje del campeón del mundo la tienen entonces los Gareth Bale, Isco Alarcón y James Rodríguez. Los tres jugadores con mayor caché de la lista de transferibles de Zinedine Zidane. Tres jugadores que, en un mercado favorable, podrían exceder incluso lo que pida el Manchester United por Pogba. Ahí está el quid de la que puede ser la operación del verano en el Real Madrid.

Es por ello que el club blanco se había autoimpuesto este verano la necesidad de no ‘regalar’ a ninguno de sus jugadores. Paradójicamente, se está antojando que jugadores como Keylor Navas y Gareth Bale están teniendo muy poco mercado, pese a que eran dos salidas claras allá por mayo -las dos operaciones que Zidane hubiera deseado tener ya resueltas a estas alturas de pretemporada, de hecho-. Pero la norma se está cumpliendo por lo general, tal y como se ha demostrado con Llorente, Theo, Kovacic o De Tomás.

El Nápoles lo está sufriendo, sin ir más lejos, en su insistencia por lograr la cesión de James Rodríguez en lugar de un traspaso pagado a tocateja. Imposible mientras Pogba siga en el radar blanco este verano.