Published On: vie, Jul 19th, 2019

Agente libre en 2023; ¿Qué planes concretos tienen los Rojos con Castillo?

SANTO DOMINGO- A los 26 años, el dominicano Luis Castillo fue por primera vez al Juego de Estrellas esta temporada. Está disputando apenas su segunda campaña completa con los Rojos y con paso para convertirse en agente libre después del 2023. Antes de comenzar la jornada del viernes, era tercero en las Grandes Ligas con 2.41 de efectividad, a pesar de estar ganando sueldo mínimo.

En resumen, es uno de los jugadores más valiosos del béisbol, tanto en términos de producción como de costo.

Cuando se trata de Castillo, los Rojos pueden afrontar la venidera fecha límite para cambios de una de dos maneras. La primera es descartar categóricamente cualquier posibilidad de cambio, dejando claro que Castillo es parte innegociable del futuro del equipo. La segunda es colocarle un precio exorbitante y ver si algún gerente general se atreve a pagarlo.

Al menos por ahora, aseguran fuentes, los Rojos están tomando la segunda opción, particularmente porque no pareciera haber ninguna evidencia (al menos en público) de que Castillo esté cerca de firmar una extensión con el club.

Castillo no está “disponible” en el sentido práctico del término, pero de cualquier manera los Rojos le han colgado el teléfono a los equipos que han llamado preguntando por él. Están esperando que alguien los deslumbre, pero a la vez dispuestos a iniciar el 2020 con el mismo cuerpo de lanzadores.

Los cinco abridores de los Rojos en este momento — Castillo, Sonny Gray, Tanner Roark, Tyler Mahle y Anthony DeSclafani – se han combinado para iniciar todos salvo un juego de Cincinnati esta temporada. De ese grupo, sólo Roark es elegible para la agencia libre este invierno.

Colectivamente, la rotación de los Rojos ocupa el tercer lugar de las Mayores con 3.75 de efectividad antes de los juegos del viernes.

Entonces, ¿por qué ponderar un cambio?

Para los Rojos tiene lógica escuchar ofertas por Castillo, pero sólo si reciben a cambio un abridor listo para las Mayores y a la vez mejoran en al menos una y posiblemente dos posiciones del lineup.

Se sabe que los Bravos son uno de los equipos que está buscando abridores. Una oferta creíble por Castillo tendría que empezar con el guardabosque dominicano Cristian Paché – el mejor prospecto de Atlanta, según MLB Pipeline—y el derecho Ian Anderson, un serpentinero de 21 años que tiene 2.91 de efectividad en Doble-A Mississippi esta temporada.

Los Padres podrían juntar un jardinero con poder de su equipo grande (el dominicano Franmil Reyes o Hunter Renfroe) con un pitcher del grupo que integran el colombiano Luis Patiño, el cubano Adrián Morejón y Logan Allen. Pareciera difícil ver a los Padres salir de su promesa número 1, el zurdo MacKenzie Gore, pero el mexicano Luis Urías podría llamar la atención de los Rojos.

Los Dodgers no están desesperados por adquirir a Castillo, pues su rotación tiene la mejor efectividad de la Liga Nacional. Sin embargo, tienen las piezas para tentar a Cincinnati. El derecho Dustin May, el campocorto Gavin Lux y un buen catcher — el venezolano Keibert Ruiz o Will Smith – seguramente pondrían a pensar a los Rojos sobre la posibilidad de mover a Castillo, aunque por ahora no hay indicios de que los Dodgers estén dispuestos a entregar tanto.